“Un artista no puede permitirse bajar el nivel para que lo entiendan”

Entrevista a Rafael Pérez Cortés. Profesor de Fotografía. Artista de la imagen y el lenguaje

“Yo no hago fotos. Yo hago imágenes”. Conversamos en el patio del CICUS con Rafael Pérez Cortés, profesor de Fotografía de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla. Al tiempo, un artista que trabaja la imagen para hacer pensar al público sobre conceptos como la pertenencia, el tiempo y la influencia de lo contemporáneo en nuestras vidas. La dualidad es el rasgo distintivo de su obra.

Momento de la entrevista mantenida con el artista Rafael Përez Cortés en el patio del CICUS.

Vamos a intentar que el espectador se sitúe en la escena como si estuviera allí mismo. Sin ver nada. Sólo visualizando. No es una tarea fácil, pero para ello nos ayudaremos con algunas imágenes. La muestra ‘Incontinentes’ ya no se puede ver en el lugar donde se instaló, una sala gigante en la primera planta del Centro de Investigaciones Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS). Pero pensamos que -pasadas unas semanas- merece la pena leer la interesante conversación mantenida con Rafael Pérez Cortés, por lo que el entrevistado aporta al mundo de la fotografía y a la creación visual. Y lo que mueven las neuronas sus palabras. Incontinentes es un trabajo de tres años que nos obliga a reflexionar sobre incómodas cuestiones de la vida.

Entrevista de Fernando Chacón

Fotografía, Víctor Blue Photography

Las 2 sevillas (L2S): ¿Qué ha querido transmitir con esta exposición?

Rafael Pérez Cortés (RPC): Una reflexión sobre el mundo que nos rodea y sobre la propia condición humana. A partir de una representación, la idea es hacernos pensar y devolvernos a la pura realidad… que es bastante cruda, por cierto.

L2S: Incontinentes es una propuesta visual y sonora, que tiene un marcado carácter poético y político. ¿Se puede hacer poesía con la política?

RPC: Yo veo la política más allá de lo que entendemos como política de partidos. En el momento que hay una estructura o una relación, hablamos de relaciones políticas. Hay que verlo desde un ángulo poético. Hablamos de la eficacia que puedas tener con la imagen, como un poeta con su poema.

L2S: Se trata de fotografiar una realidad un tanto incómoda…

RPC: La exposición está hecha de trozos de realidad. Borges decía que la validez de una idea no se mide por si es falsa o verdadera, si no por su belleza y por lo que impacta.

L2S: Y con la que está sucediendo en Cataluña, ¿usted qué belleza ve en la política?

 

 

 

 

 

 

 

 

RPC: En el nivel político, ninguna. Pero en la exposición hay una dualidad, un movimiento entre aparecer y desaparecer. Las dos imágenes que presiden la muestra son bellas. No es imagen documental o periodística; ni se trata de un archivo. Es una reflexión.

En la imagen de la isla se construye una especie de jaula con mástiles de banderas, que nos viene al pelo a la situación que vivimos, como símbolo. No existen las banderas, pero los mástiles van construyendo esa jaula.

En la otra proyección aparecen unas boyas que te indican unas coordenadas, que son puertas hacia el Mediterráneo. Y resulta que en ese mar coinciden cruceristas y gente que llega en pateras. Siempre he jugado con esa dualidad. La imagen puede aparecer fría o distante, o bella. Pero siempre está presente esa dualidad.

L2S: Hablamos en este caso de foto-denuncia…

RPC: Un poco sí es así, pero huyo de generar una imagen de denuncia porque no tiene ningún impacto. La gente ya está saturada.

La instalación cuenta con la pieza sonora, el sonido del mar y el de un helicóptero (que tienes que imaginar que está ahí). Es sonido y también es imagen. Esta última, la pones tú (el espectador). También el helicóptero es dual, porque tiene un componente de rescate, por un lado, y de vigilancia, por otro. Todo tiene esa dualidad.

Lo que aparece en los textos que hay en las paredes es rabiosa actualidad en los últimos cinco años: el ébola, de quien ya nadie se acuerda; el 15 M, la primavera árabe, los inmigrantes de Lampedusa, el accidente de la central nuclear, en Japón. La foto del niño que avergonzó al mundo está escrita en francés. En diferentes idiomas. La exposición plantea otro límite, por encima del físico.

Hay otras piezas que dan entrada a la exposición. Son unas escuadras con coordenadas que corresponden a los 55 sitios de bloqueo más conocidos en el mundo, en todos los ámbitos: político, económico, social…

L2S: Hablando del impacto que supone una fotografía… Esa machaconería de que la gente está saturada con determinadas realidades, hace que se pierda la percepción de la imagen…

RPC: Yo he querido hacer una reflexión sobre el propio estatus de la imagen; el uso y abuso de la propia imagen. Las coordenadas son un código que genera una imagen mental. Busco la implicación del espectador, que decodifique. En mi trabajo he trabajado mucho con los códigos, bien para alterarlos o bien para contextualizarlos. Me dedico a la imagen a nivel artístico y docente…

L2S: ¿Por qué lo de Incontinentes?

RPC: Esos contenidos necesitan nuevos continentes, como contenedor. Cuando usted me hablaba de lo político y poético, el arte es un sistema de conocimiento donde entra la parte analítica y la emocional. Hay cosas que el inconsciente no sabe explicar.

Hay gente que ha entrado en la exposición y no hace una lectura de idea, sin embargo no ha podido evitar la parte emocional.

L2S: Cuántas veces a lo largo de los años hemos escuchado eso de ‘es que yo el arte contemporáneo no lo entiendo’.

RPC: El arte contemporáneo está alejado de la sociedad general y el impacto sobre ella es mínimo. Ese alejamiento está planteado desde la Educación. Es la base del problema

Unos alumnos que vinieron a ver la exposición me decían que esos códigos no llegan al público de a pie. Un artista no puede permitirse bajar el nivel para que lo entiendan. El problema no está en el artista, sino en el espectador. Cuando conoces determinadas claves, empiezas a disfrutar de la exposición.

Es como cuando ves una película o lees un libro. Te devuelve a la realidad. El arte es tan importante porque puede cambiar la sociedad. No te da soluciones de cómo te tienes que organizar, pero te hace pensar… Pero es complejo si a la gente no se la educa, no se la prepara.

¿Por qué la gente está tan interesada en Messi o Cristiano? Porque hay unos niveles de lectura bajísimos, que crean necesidades superfluas. Así, tú repites el esquema.

Para disfrutar del Arte no hace falta ser ni millonario ni coleccionista. Cuando te empieza a molestar poner cualquier cosa en tu casa es que te estás sensibilizando. Pero si te da igual poner cosas de Ikea…

¿Por qué el cine francés se consume y tiene una industria, y nosotros no? Porque se ha educado a la gente en ello.

Si echas un vistazo a la lista de libros más vendidos, la mayoría son de autoayuda y baratos… No te van a solucionar el problema, puede incluso empeorarlo. Son unos impostores; aprovechan un buen marketing, una historia y a la gente desprovista, con las defensas caídas…

L2S: Además de esa dualidad presente y mencionada, ¿cómo definiría su obra?

 

 

 

 

 

 

 

 

RPC: Soy un híbrido. A lo mejor es que soy un poco torpe, pero necesito muchos medios para contar la historia. Para la complejidad del mundo que tenemos, necesito utilizar texto, imagen, sonido, fotografía… con un sentido ampliio. Yo no hago fotos, hago imágenes. Eso es otro concepto. Trato más el desplazamiento dentro de la fotografía.

Las proyecciones no son vídeos. Son imágenes fijas construidas con una sucesión temporal. Es diferente.

L2S: A sus alumnos de la facultad, ¿qué es lo más importante que les quiere transmitir?

RPC: Yo no hago escuela. No soy un formalista. Lo complejo es hacer llegar la idea y que cada uno use su propio lenguaje.

Quiero que el alumno sea autónomo. El mayor éxito de un estudiante es que continúe desarrollando su trabajo, no que me entregue un buen proyecto fin de carrera.

L2S: A lo largo de esta conversación, hemos hablado de imagen y lenguaje…

RPC: Las mayores aportaciones filosóficas se han hecho en el campo del lenguaje. He tardado tres años en hacer esta exposición. Hay gente que dice que he trabajado poco (risas).

L2S: Y tras un trabajo de larga duración como ha sido ‘Incontinentes’, ¿qué proyectos tiene en mente?

RPC: Proyectos siempre tengo. Lo complicado es sacarlos. Cada vez es más difícil. Hacer un proyecto como tú quieres es muy complejo.

L2S: ¿Cuál es la imagen que usted pondría a la realidad política de España con lo que está pasando en Cataluña?

RPC: La de la isla de la exposición viene al pelo. Cuando parece que las cosas se arreglan, otra vez aparece la isla y todo se aísla.

 

 

 

 

 

 

 

 

INCONTINENTES

PROPUESTA DE CREACIÓN VISUAL

POR RAFAEL PÉREZ CORTÉS

 

 

Deja un comentario