Les Luthiers, 50 años de puro ingenio

Texto: Fernando Chacón

Fotografía: Víctor Blue Photography

El grupo argentino inicia en Sevilla con ‘¡Chist! Antología’ su gira española para celebrar cinco décadas sobre el escenario. Les Luthiers regresa 26 años después al Teatro de la Maestranza con una selección de las obras que más han hecho reír al público.

Les Luthiers, posa ante los fotógrafos en el escenario principal del Teatro de La Maestranza.

Jorge, Marcos, Horacio, Martín y dos Carlos. Ellos son Les Luthiers. Cinco músicos argentinos geniales que han hecho destornillarse de risa a más de 9 millones de personas en 15 países distintos. Un público que cubre tres generaciones diferentes.

Les Luthiers acaba de celebrar sus primeros 50 años (ve la felicitación) de historia. Llegan a España y abren el telón en Sevilla con nada menos que ocho funciones.

Celebran por partida doble. Por un lado, cinco décadas en los escenarios y, por otro, el ser galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2017, que recogerán el próximo 20 de octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Y están en forma. “Los payasos envejecen bien”, cita Marcos Mundstock recordando al gran Federico Fellini, en su película ‘Los payasos’.

Lo que más ha hecho reír al público

‘¡Chist! Antología’ es una selección de lo mejor de su repertorio; de lo que más ha gustado al público y que más risas y carcajadas han despertado desde las butacas.

Durante más de dos horas volverán a escucharse piezas como Manuel Darío; La Comisión; El Bolero de los Celos; La Bella y Graciosa Moza Marchose a lavar la ropa; Sólo necesitamos; La hija de Escipión; Encuentro en el restaurante, entre otras.

Les Luthiers, durante la rueda de prensa.

Este espectáculo, estrenado en Buenos Aires en 2011, “recoge los momentos más felices que hemos vivido. Es un popurrí para todos los públicos. Tenemos una historia de amor de ida y vuelta con el público. Nos divertimos tanto…”, confiesa Marcos Mundstock, actor, locutor, creativo publicitario, humorista y futbolista aficionado. Y por encima, la VOZ de Les Luthiers.

Es un privilegio estar en esa sala de prensa del Teatro Maestranza en segunda fila, escuchando con ese delicioso acento argentino al gran Marcos Mundstock. Un señor con el que me he reído a carcajadas las tres veces que he tenido la ocasión de ver a Les Luthiers.

En el centro de la imagen, Marcos Mundstock.

Como anécdota antes de continuar, estando el grupo ya sentado en la mesa, alguien de la organización coloca los letreros con los nombres de cada uno de ellos. Y Marcos, mientras se echa agua en el vaso, dice: “Yo si no me dicen quien soy, no hablo” (risas). La frase si se escucha con esa cadencia y el poso que tiene la lengua argentina, te hace reír aún más.

Esta ocurrencia del gran Marcos y el resto de Les Luthiers forman parte del ingenio de un grupo que se ha hecho a sí mismo a lo largo de estos últimos 50 años.

 

“Fuimos durando y creciendo con el público, y gracias a ellos se ha creado un círculo virtuoso que nos ha hecho felices”, comenta Carlos Núñez Cortés, que abandonará el grupo tras la gira.

En un alarde de ironía, sus compañeros le han dedicado una despedida que se titula así:

 

 

‘Gacetilla de prensa. Les Luthiers denuncian a Carlos Cortés’

“¡Denunciamos que Carlitos se retira de los escenarios a sus setenta y cinco años pero no porque, como él aduce, las funciones y las giras lo cansan demasiado!

Denunciamos que en realidad, Carlitos tiene solamente treinta años y lo que se propone el muy ladino es cambiar a Les Luthiers por otras actividades con las que sueña en secreto desde siempre: apenas se retire escalará el Aconcagua para avistar algunos cóndores que todavía no conoce, practicará buceo de aguas profundas para enriquecer su colección de caracoles marinos y se aprenderá de memoria las 32 sonatas para piano de Beethoven y toda la obra de Chopin.

Vista del Teatro de La Maestranza.

Como sea, hay algunas cosas que son estrictamente ciertas: no sufre ninguna grave enfermedad. Su decisión de retirarse para el 50 cumpleaños de Les Luthiers ya  nos la había comunicado hace años y seguirá realizando diversas tareas para el grupo en afectuoso contacto con nosotros.

En este vídeo aclara los motivos de su retirada.

LES LUTHIERS

El ‘afectado’ recuerda que el 4 de septiembre de 1967, cuando inician su recorrido, “era imposible imaginar ese futuro tan hermoso”.

Carlos Cortés recuerda como el grupo nace con los llamados instrumentos informales para tocar piezas clásicas. Así se construye por ejemplo un texto con el prospecto de un laxante, sonando de música de fondo La pasión según San Mateo, de Bach.

Una  “mescolanza”, describe Cortés, que entusiasmó a nuestro primer público, formado por un coral de músicos. Desde entonces, Les Luthiers han creado 40 instrumentos informales, algunos renovados.

La risa no depende de los tiempos

Las originales piezas musicales compuestas por Les Luthiers, han provocado innumerables risas, incluso grandes carcajadas, a lo largo de las más de 170 obras que han creado.

Esas risas “no dependen de los tiempos; nos gusta hacer un humor que no esté pendiente de los contextos. Por ejemplo: los políticos que cambian el himno nacional lo llevan haciendo desde 1996. Y así continúa”, explica Marcos, en referencia a una de las parodias que conforman el espectáculo.

Les Luthiers, que después de 50 años juntos se consideran “hermanos”, desglosa su trayectoria en tres momentos: la paradia con música clásica; los boleros, los tangos… y la componente teatral.

Cinco década después, los argentinos nos demuestran que su humor sigue vigente y que cuenta con varias legiones de seguidores detrás. Una labor profesional que cuenta con el respaldo de un público fiel y que le ha sido reconocida con más de 30 premios.

Sevilla abre la gira nacional de Les Luthiers con nada más y nada menos que ocho funciones. Le seguirá Madrid con cinco, Salamanca con dos y cerrará en un marco incomparable: el Teatro Romano de Mérida, donde se retirará Carlos.

Sobre esta última actuación, los componentes del grupo bromearon… “Un teatro romano para representar una historia griega, válgame Dios. La próxima vez representaremos una griega en un teatro turco”.

Y volvieron a despertar las risas en el público. Un sonido que, seguro, dejará un eco en cada uno de los rincones del Teatro de La Maestranza, antes, durante y después de que Les Luthiers abandonen la escena.

 

 

LES LUTHIERS

¡CHIST! ANTOLOGÍA

TEATRO DE LA MAESTRANZA

8,9,10,12,13,14,15 y 16 DE SEPTIEMBRE

20,30 h

Venta de entradas

 

 

Deja un comentario