Nagore Sanfelices y sus figuraciones espaciales

La joven pintora vizcaína, Nagore Sanfelices, cierra la temporada de exposiciones individuales en la Galería Haurie, hasta después de verano.

En un muy inmediato pasado, a propósito de una exposición de Nagore, en que comentaba el momento de la obra de esta singular y joven pintora, elegí una frase que hoy quiero recuperar en su procurada significación.

Vivimos en universos plurales: el de las imágenes visualmente percibidas y las que pertenecen a otros espacios oníricamente presentidos. Con esfuerzo, podríamos aproximarnos, e incluso trascender los límites reales o imaginarios,  lo que nos permitirá conjeturar cualquier otra posibilidad expresiva.

El quid del asunto consiste en atreverse a ensayar nuevas experiencias. Esta es la lección que debiéramos aprender,  a la vista de esta acertada muestra.”

Los cambios radicales de formas de hacer arte, son casi impensables.  Todo va surgiendo muy poco a poco, manifestándose con chispazos de iluminación, objeto de una percepción inconsciente o intuitiva.

Pues bien, para Nagore San Felices, el tiempo ha hecho muy bien su función de alimentar la madurez de su personalidad y el progreso de su trabajo hacia una nueva vía de manifestación artística.

Con esta innovación,  se separa de la rigurosa elementalidad primaria de la línea que delimita espacios luego teñidos de color, como un relleno de materia tonal apresado dentro de las solidas fronteras del dibujo. Los indicios de la transformación de estilo pueden apreciarse con mucha claridad en determinadas obras recientes, como las que presenta en la Galería Haurie, en Sevilla.

Opuestamente, quiero resaltar la importancia creativa de la mancha abstracta como base de indicaciones inteligibles. Nagore utiliza trazos descriptivos, superponiéndolos a las manchas de base, dando un sentido al asunto propuesto, al ponerlo “en orden” respecto al posible entendimiento habitual del espectador.

El reforzamiento rítmico, claro y legible del tema sugerido, aún dentro de la más absoluta libertad, situando colores y trazos según su discernimiento, parece todavía en ella una necesidad, tanto de su liberalidad de expresión como para suministrar elementos  definitorios que den posibilidad de interpretar abiertamente lo insinuadamente pretendido.

Hoy, además, vislumbramos en esta pintura otra novedosa amplitud de concepto: la difusión espacial del motivo; conseguida por la multiplicación variada e intencional de trazos dibujisticos, sobrepuestos o intercalados aleatoriamente a  la estudiada disgregación de múltiples capas tonales de manchas coloristas, separadas y matizadas diferentemente y repartidas por el cuadro del soporte. De este atrevido modo, la rigidez de la exposición temática se modera,  disgregándose en perspectivas visuales de variada lectura.

Por la aguda observación de quien explora el acto pictórico usual y sus resultados,  brincando sobre lo rígidamente definido, crea en sus pinturas mini universos policromos, sugiriendo con su compuesta aplicación de la materia pictórica, presentidas dimensiones de una figuración de sutiles ensoñaciones espaciales.

Gerardo Fontanes Pérez

Artista-pintor

Reflexión generada con motivo de la exposición de Nagore San Felices, en la Galería de Arte: Haurie – Sevilla – Mes de Junio de 2017

 

DIALOGOS  Y  SURTILEGIOS

                      (El arte de Nagore San Felices)

      …No se puede dejar de conocer, lo que uno ya conoce…(Lev Tolstoy)

            “…Estoy delante de un cuadro

            sublime sueño que preludia los llantos de un payaso

            -su dolor es el silencio de las Naciones-

            eutanasia de reflejos entre los pliegues de tu rostro – reflejo:

            mirando muy atentamente la sombra azul

            cabalgando sobre el muro, he visto un caballo al trote –

            una dama lo montaba, una mancha y otra,

            bailarinas de poesías, Paulovnas sublimes al compás

            del loco de la colina -¡Chaikovsky!  Desnudo, gris, rosado,

            verdes y naranjos sometidos por la calina del alba

            que enamorada del rocío abraza el campo

            sobre el escenario religioso de una vida parceladas  

            entre charcos de una infinita calle -sirveme por fin ese desayuno

            donde en la sombra duerme esa dama que baila-

            y regálame un alba por corbata, por fin podré recitar esa maldita poesía

            entre bocadillos de palabrotas…¡Sabes muy bien que aun no he terminado ese cuadro!

            Aún nuestras sombras moradas descansan detrás

            los cuadros que me regalaste, y si supieran comer los colores

            nos regalarían el más apreciado -retrato- un  “regalo”

            que aún no ha salido a la “escena”…”  

Angelus Silesius*

 

 

Massimiliano Tonelli (critico, escritor y artista)

* Angelus Silesius (es un seudónimo,de Massimiliano Tonelli)

 

Exposición Nagore San Felices

Galería Haurie, Guzmán El Bueno, 9

Del 8 de junio hasta el 8 de julio de 2017

Deja un comentario